Indígenas extienden movilización y amenazan con radicalizar luchas

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) mantuvo hoy una movilización en Quito “por el agua, por la vida y contra la corrupción”, pero extendió su protesta a otros sectores del país y advirtió de que podría radicalizar la lucha.

La movilización, que repitió la marcha del pasado miércoles en la capital, ahora intentó llegar hasta el Palacio de Gobierno, para entregar una propuesta sobre la construcción de un Estado Plurinacional, además de oponerse a actividades mineras y petroleras y exigir respeto a las fuentes de agua.

La jornada de hoy coincidió con la celebración de una fecha icónica para el movimiento obrero del país, pues se recuerda una masacre de trabajadores ocurrida en 1922 en la ciudad de Guayaquil y cuya lucha la Conaie también reivindica.

La colorida protesta indígena en Quito pasó por el Ministerio de Electricidad y Energías Renovables, donde el grupo exigió que se respeten las fuentes de agua y se aplique el derecho de la consulta previa sobre proyectos energéticos que pongan en riesgo a territorios ancestrales.

Luego, la marcha acudió a la sede del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), donde fue recibida por su titular, Julio César Trujillo, quien prometió correr los riesgos necesarios para defender los derechos del pueblo, según señaló en su cuenta de Twitter.

La marcha fue frenada en el centro histórico de la capital, donde un fuerte contingente de policías impidió a los manifestantes llegar al Palacio presidencial, donde pretendían dejar una propuesta al presidente Lenín Moreno quien, sin embargo, no se encuentra en el país, pues asiste a la Cumbre Iberoamericana en República Dominicana.

La propuesta de la Conaie gira en torno a “limitar las políticas extractivas del Estado ecuatoriano”, el respecto a la educación intercultural multilingüe y una reforma agraria, entre otras demandas.

Otra movilización campesina se desarrolló hoy en la provincia andina de Cotopaxi, donde la filial de la Conaie en esa jurisdicción exige una mejor redistribución del agua, demanda la subida de los precios de la leche y una mejora del transporte público en las comunidades.

“El Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi instala Asamblea Popular en la cual esperan respuestas de las autoridades del Estado a las demandas. De no existir respuestas el día de hoy, se radicalizará la lucha popular”, escribió el colectivo en redes sociales.

Además, informó de que los indígenas obstaculizaron una carretera, recorrieron las calles de la ciudad de Latacunga (la capital provincial) y celebró una “asamblea popular” que resolvió “dar plazo de 30 días para que autoridades den respuestas concretas a demandas o endurecerán acciones”.

También el movimiento indígena y campesino de la provincia costera de Guayas efectuó una masiva marcha en Guayaquil, la capital de la provincia, al igual que lo hicieron grupos indígenas en la provincia amazónica de Pastaza.

Los indígenas de Pastaza exigen cesar al construcción de una planta hidroeléctrica y que se frene la explotación petrolera en el parque nacional Yasuní, en el este de la región amazónica y reserva de la biosfera y hábitat de pueblos nativos que viven aislados en la selva.

La movilización de la Conaie se realizó hoy “con fuerza en todas las regiones del país. Acciones territoriales de carácter nacional muestran unidad de pueblos y nacionalidades. 15 de noviembre de 1922, fecha histórica de lucha para el movimiento obrero ecuatoriano”, escribió el colectivo en su red social al evaluar la jornada. EFE

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *