Salida de la Unasur debe tener el aval de la Asamblea Nacional

A ocho días del anuncio del presidente de la República, Lenín Moreno, sobre oficializar la salida de Ecuador del tratado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aún no existe ninguna petición formal en la Asamblea Nacional para su análisis respectivo.

En su artículo 419, la Constitución determina que la denuncia de los tratados internacionales requerirá de la aprobación previa de la Asamblea.

El 13 de marzo pasado, el mandatario informó al país que inició el trámite para salir oficialmente de la Unasur porque, a su criterio, no existen las condiciones para que ese organismo vuelva a trabajar por la integración sudamericana.

Afirmó que ese bloque regional se transformó en una “plataforma política que destruyó el sueño de la integración”, y que la mitad de los miembros, desde hace un año, no participan.

Los asambleístas miembros de la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales tienen previsto recibir, la primera semana de abril, el informe trimestral de la Cancillería, y ahí se pedirá la información sobre la salida del país de la Unasur, indicó Ana Belén Marín (AP), vicepresidenta, quien dijo que es necesario evaluar la permanencia en ese grupo.

La presidenta de la Comisión, Esther Cuesta (antes de AP), lamentó que el Gobierno ecuatoriano haya decidido separarse, ya que el organismo “constituye un proyecto de integración sudamericano establecido en la Constitución”.

Cuesta advirtió que de concretarse la salida de Ecuador de la Unasur se deberá modificar la Ley de Movilidad Humana que garantiza trato preferencial a los ciudadanos de los países miembros del bloque.

Insistió que la Asamblea debe conocer y ratificar la decisión de denunciar al tratado de Unasur porque tiene relación con la soberanía.

Fabricio Villamar, legislador de CREO, dijo que tiene sentido que el régimen busque la salida de la Unasur porque “no le aportó al país”.

Comentó que es mejor que el Ecuador tenga una noción de integración en función de sus necesidades y no del discurso político del líder de turno.

Héctor Muñoz (SUMA) precisó que es indispensable que el tema pase por un trámite en la Asamblea; y que, aunque es una medida acertada del primer mandatario, es tardía.

Setenta votos se necesitan para aprobar en la Asamblea Nacional la renuncia del Ecuador al Tratado de Unasur.

El Universo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *