Ecuador pasará del aislamiento al distanciamiento social desde el 4 de mayo

El aislamiento social ordenado en marzo por el Gobierno pasará aser distanciamiento social desde el 4 de mayo de 2020, según anunció la ministra de Gobierno María Paula Romo este viernes.

El país entrará en una nueva etapa frente a la pandemia de coronavirus que convirtió el territorio en el foco de la covid-19 en toda Latinoamérica.

Significa la reactivación de algunos sectores de la economía sobr elos cuales habrá detalles este viernes en la noche.

“No podemos permanecer encerrados en casa”, dijo Romo; sin embargo, enfatizó que esta nueva etapa no implicará un regreso a la vida como se conocía antes de la llegada de la pandemia del covid-19 al Ecuador.

“No significa que vamos a volver a lo que era enero o lo que era febrero. Es una nueva normalidad lo que vamos a tener después del coronavirus. Las cosas se harán de forma muy paulatina”, dijo la Ministra, quien puntualizó que el presidente Lenín Moreno, al final de la tarde de este 24 de abril del 2020, anunciará los detalles, horarios y acciones que se van a emprender en esta nueva etapa para combatir el coronavirus.

Ecuador cumple medidas de restricción desde la noche del 16 de marzo último, cuando Moreno declaró un estado de excepción y suspendió la jornada laboral presencial.

El sistema de transporte público no opera en ciudades como Quito; en tanto que en el país no hay vuelos comerciales ni transportación terrestre interprovincial.

De 14:00 a 05:00 rige un toque de queda a escala nacional. Romo habló de nuevos protocolos para la etapa de distanciamiento, que incluirán distintos horarios para las actividades y para el uso del transporte público.

“Vamos a trabajar para que ninguna ciudad tenga ningún día horas pico. Tenemos que evitar coincidir en el transporte público miles de personas”.

¿Qué pasará con la semaforización por la pandemia?

La semana del 27 de abril al 1 de mayo será de preparación para el diseño del plan de distanciamiento social; con estudios y definición de modelos para la reactivación de las actividades comerciales y laborales, y la definición del plan piloto para el sector de la construcción bajo cumplimiento de protocolos sanitarios. Eso significa que el semáforo continuará en rojo una semana más.

A partir del 4 de mayo habrá actividades que se retomen con la vigencia del periodo de distanciamiento. “El gran desafío es la disciplina y la organización” dijo Romo.

Hasta entonces, la instrucción para los ecuatorianos es la de permanecer en casa, pero desde el 4 de mayo las medidas van “a ser mucho más complicada” -puntualizó la Ministra- porque los ciudadanos deberán “cumplir horarios, estar pendientes del semáforo, tener precaución en cambiar nuestros hábitos de tocar un pasamanos, una puerta, de darnos la mano.

Llevar siempre mascarilla, la mascarilla bien puesta. No prestarnos la mascarilla con otras personas, pero también es una gran responsabilidad compartida con los GAD”. Romo puso como ejemplo lo ocurrido con el Mercado Mayorista de Ambato, que este 24 de abril del 2020 a las 04:00 volvió a abrir sus puertas con nuevas medidas de bioseguridad para evitar la propagación del virus.

¿Las clases se normalizan el 4 de mayo en Ecuador?

No. La Ministra de Gobierno fue enfática en precisar que la nueva etapa que empezará el 4 de mayo no implica el regreso a actividades normales en en el país. Las clases en escuelas y colegios continuarán desde casa: No se reabrirán centros educativos.

El año lectivo en Sierra y Amazonía concluirá a distancia, tal como lo programó el Ministerio de Educación.

¿La “nueva normalidad” rige para todos los trabajos?

La próxima semana se definirá qué sectores retoman la jornada laboral presencial y quiénes continúan en teletrabajo, tanto en el sector público como privado. Quienes deban desplazarse a laborar, durante el nuevo período de distanciamiento, deberán guardar una distancia de al menos de 1,5 metros entre personas, en todos los espacios: transporte, oficina, industria. Según Romo, Ecuador está listo para dar este paso.

“Hemos visto la etapa más dura, el rostro más duro de esta pandemia, pero podemos decir que ya pasó el pico en la mayor parte de las provincias del país”. Sin embargo, Romo admitió que es importante que la ciudadanía no se confíe. “El virus va a estar aquí por muchos meses” y advirtió que una sensación de falsa seguridad podría llevar a nuevos brotes del covid-19 en Ecuador.

“Estamos cambiando de etapa, de instrucciones, pero no significa que la emergencia se haya terminado”. Sin embargo, un descuido de la ciudadanía en la etapa de distanciamiento social podría generar una nueva aceleración en la curva de contagios.

Si esto sucede, señaló Romo, se pensará en nuevas medidas de aislamiento. Por ello cada, ciudadano, empresas y las instituciones tendrán la próxima semana para organizarse y evitar que esto ocurra, dijo. La Ministra hizo un llamado a que las empresas fortalezcan sus departamentos de salud, para establecer procedimientos de control de la enfermedad.

Las diferentes provincias del país enfrentarán esta nueva realidad de acuerdo con el semáforo, puntualizó la funcionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *