La gran mayoría de crudo que salió del ducto ha sido contenido y recuperado: OCP-Ecuador

La compañía OCP-Ecuador informó este lunes que logró recoger la mayor parte del crudo que se derramó el pasado viernes tras la rotura de su tubería en una zona montañosa de la Amazonía ecuatoriana, aunque aceptó que puede haber trazas contaminantes en ríos de la región.

A tres días de la emergencia, OCP-Ecuador ha logrado recuperar la totalidad del crudo que había represado en piscinas y ha iniciado la remediación del suelo, vegetación y atención a las comunidades vecinas a la zona del percance, indicó en un comunicado.

“La gran mayoría de crudo que salió del ducto ha sido contenido y recuperado, en más de 23 carro-tanques y reinyectado al sistema”, aseguró Jorge Vugdelija, presidente ejecutivo de OCP-Ecuador.

El Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), que opera esta firma, sufrió una rotura el pasado viernes en el sector del río Piedra Fina, en la provincia amazónica de Napo, tras la caída de una gran roca de más de dos metros de altura sobre la tubería.

Tras detectar la rotura, se construyeron unas “piscinas de contención”, con las que se pudo recoger gran parte del vertido e impedir que el crudo alcance fuentes de agua, señaló la fuente.

“Sin embargo, somos conscientes, y estamos trabajando en eso, que pequeñas trazas (del vertido) han alcanzado los cursos de agua” de afluentes de la zona, agregó Vugdelija tras afirmar que su empresa ha acometido trabajos de remediación ambiental y de reparación a las comunidades afectadas. Por ello, recalcó que su empresa atiende “las inquietudes de las comunidades vecinas, que son totalmente legítimas y razonables en estos casos”.

El proceso de compensación incluye la dotación de agua segura a comunidades aledañas como Toyuca, San Pablo, norte de la parroquia San Sebastián del Coca, Sardinas y Guayusa, entre otras; precisó la firma, que prevé iniciar el próximo miércoles unos planes de entrega de alimentos y un plan de visitas a las comunidades con brigadas de atención médica.

“OCP-Ecuador es una empresa que se hace responsable, estamos actuando con el compromiso que nos corresponde. Nuestra tarea terminará solo cuando cumplamos con las tareas enmarcadas en las leyes vigentes en el Ecuador, mientras tanto el equipo está trabajando duro para resolver esta emergencia”, apuntó Vugdelija.

El pasado domingo, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) denunció la contaminación petrolera en ríos de la región y mostró imágenes de manchas de crudo en las riberas de ríos como el Coca y el Napo.

De su lado, el Ministerio del Ambiente señaló el lunes que calcula que el derrame de crudo por la rotura del OCP afectó a 2,1 hectáreas en la zona del percance.

Fuente El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.